Martes, 23 de enero de 2018

El Cáncer Pulmonar
Por: Dr. Alberto López

El cáncer primario de pulmón era poco común antes del 1930. La incidencia aumenta a niveles epidémicos después de los años cuarenta para el hombre y después de los sesenta en la mujer norteamericana. Las estadísticas de Puerto Rico demuestran el mismo patrón una década más tarde, respectivamente. Para el 1991, la incidencia en el hombre fue de 80 y 42 en la mujer norteamericana por 100,000 habitantes. La incidencia de cáncer en Puerto Rico generalmente es la mitad de Norteamérica. Desde los años ochenta en los Estados Unidos (EE.UU.) el cáncer de pulmón es la primera causa de muerte por cáncer tanto en hombres como en mujeres. El patrón de los últimos veinte años es una disminución en incidencia en el hombre y un aumento en la mujer. La incidencia y mortalidad de cáncer de pulmón está directamente relacionado a la exposición a los carcinógenos en el humo del cigarrillo.

Los fumadores pasivos también están en riesgo, estos son no fumadores expuestos al humo del cigarrillo. Puede ser por cónyuges, compañeros de trabajo o amigos. De acuerdo al U.S. Environmental Protection Agency, aproximadamente tres mil personas mueren al año en Los EE.UU. debido a exposición al humo del cigarrillo en restaurantes, barras, cuartos, en fin en áreas cerradas. Esta evidencia recopilada por La Sociedad Americana del Cáncer desde los 1950, llevo a legislar en el Congreso la prohibición primero en áreas cerradas, como aviones en los ochentas y ahora la prohibición en los sitios públicos cerrados. La probabilidad de morir con cáncer de pulmón aumenta un 30% si vivimos con exposición a arsénico, asbestos, Beryllium, Chloromethyl ether, Chromiun, hidrocarburos, níquel, Gas Mostaza y exposición a radiación. Estos son agentes carcinogénicos ocupacionales documentados en la literatura médica.

A pesar de todas estas estadísticas, la mayoría de los fumadores no desarrollan cáncer de pulmón, por lo tanto existe una predisposición familiar, genética en los que si desarrollan cáncer.

Detección Temprana:
El 70% de pacientes que presentan síntomas de cáncer de pulmón son inoperables e incurables al momento del diagnostico. Solo el 30% son operables y la sobrevida de estos a cinco años es de menos de 15%. Múltiples estudios prospectivos como el “Mayo Lung Project” faltaron en demostrar aumento en sobrevida de pacientes evaluados radiográficamente cada cuatro años.

Patología:
La revisión y clasificación de los distintos tipos histológicos del cáncer del pulmón se hizo por el World Health Organization (WHO) en el 1965, 1981 y 1988. Los patrones de aumento de la histología de adenocarcinoma tanto en hombres como en mujeres asociados o no al cigarrillo continúan en aumento al igual que el bronquio alveolar. Las histologías mayormente asociadas al cigarrillo son los tumores centrales de célula escamosa y de célula pequeña de pulmón.

Hasta los años noventa, el cáncer de pulmón se clasificaba como de célula pequeña o de célula no-pequeña. Estos dos grupos tienen un pronóstico y tratamiento totalmente distinto. Hoy en día la sub-clasificación tanto histológica como molecular nos ayuda a determinar tanto pronostico como planificar un tratamiento individualizado con nuevos tratamientos conocidos como Target Therapy. Los tumores malignos de pulmón se clasifican en escamosos de célula grande, adenocarcinomas, bronquio alveolar, de célula pequeña y los mixtos.

Signos y Síntomas:
La pérdida de apetito, pérdida de peso, cansancio, fiebre y anemia está presente en más del 50% de los pacientes. Desafortunadamente son signos y síntomas de enfermedad avanzada y con muy pobre pronostico.

Diagnostico y Estudio:
El diagnóstico definitivo de cáncer de pulmón se establece al hacer una evaluación de las células de esputo, lavados bronquiales, “brushing” bronquial o biopsia de aguja de una masa pulmonar. Esta masa ha sido caracterizada por radiografías, tomografías computarizadas o resonancias magnéticas. Las imágenes radiográficas son compatibles con cáncer de pulmón pero no diagnósticas. El tejido tiene que ser obtenido mediante biopsia y evaluado por un patólogo competente. La modalidad de PET-CT en el diagnóstico de cáncer de pulmón está bajo investigación en estos momentos.

Tratamiento:
El tratamiento primario de pulmón es quirúrgico cuando sea posible, hoy en día tenemos tratamientos de quimioterapia, combinaciones con Cis-Platinol los llamados dupletas con vindesina, gemzar, ixempra, Alinta, 5-FU, VP-16, o Taxol y Carboplatino. Tarceva y Avastin son dos modificadores biológicos que están bajo estudio. En algunos casos se utiliza radioterapia para control local de la enfermedad. El cáncer de pulmón sigue siendo una enfermedad en investigación.

Envíanos tu pregunta


captcha